EL 13° GRAN MAESTRE “PHILLIPE DE PLAISSIS”

Gran Maestre

Philippe de Plessiez (1201-1210) (gematria de la fecha 9)

Gran MaestreGran Maestre

Nació en Anjou, en la fortaleza de Plessiez-Macé.

Perteneció a la vieja nobleza angevina.

Este Maestre, que hace el nº XIIIº en la orden, ignoraba por completo el círculo interior de la Orden.

Lo mismo les pasaría a algunos de sus sucesores.

Fue un caballero francés nacido en Anjou (Plessis-Macé) en la segunda mitad del siglo XII.

Ingresó la Orden del Temple durante la tercera Cruzada en 1189.

Su elección a la cabeza de la Orden tuvo lugar entre enero y marzo de 1201, ya que uno de sus primeros actos como Gran Maestre fue la firma de un acuerdo con la Orden del Hospital sobre el riego de tierras y el uso de los molinos que las dos órdenes poseían en el condado de Trípoli, que lleva la fecha de 17 de abril de 1201.

Durante el mandato de Philippe de Plessiez, no ocurrió ningún acontecimiento glorioso importante, pero sí que hubo mezquinas querellas contra la orden de los Hospitalarios.

El Papa tomó partido por los hospitalarios y reprochó a los Templarios que no obedecieran a los legados.

En 1201 el rey de Armenia arrebata a los templarios una fortaleza, denominada Gastin, que la Orden poseía en el Principado de Antioquía.

Ese mismo año vivieron calamidades más terribles que la propia guerra, primero el hambre y después la peste afectó a más de un millón de habitantes de Egipto.

Durante la vigencia de du Plessis como maestro, los templarios rara vez participaron en acciones militares. La cuarta cruzada fue tomada fuera de su control, así como el acabado del sitio y saqueo de Constantinopla.

Esto bien pudo haber afectado a du Plessis ya que por lo general trató de mantener una relación buena y pacífica con los musulmanes.

A pesar de sus mejores esfuerzos, sin embargo, una grave crisis estalló entre la Orden del Temple y el rey de Armenia respecto a la fortaleza de Gastein.

El rey de Armenia se aprovechó del conflicto para desalojar a los templarios de su reino y para aprovecharse de sus propiedades.

El Papa intervino y emitió un juicio a favor de los Templarios.  La Orden, por tanto, recuperó sus dominios incautados indebidamente.

En 1201, Egipto y después Siria son asolados por una epidemia de peste, y en 1202 se produce un fuerte terremoto.

Poco después estas dos plagas afectaron a Siria. En 1202 un enorme temblor de tierra devastó las ciudades que el hambre y la peste habían respetado.

Desaparecieron numeroso lugares y murieron innumerables personas.

En la villa de Naplouse no quedó más que una calle, en la de Tyr solo quedó algunas casas, el resto se convirtió en un montón de ruinas.

En 1205 el rey Amaury cayó enfermo y murió a los pocos días.

Algunos meses después murió su esposa Isabelle, dejando como único heredero al trono de Jerusalén, un hijo que tuvo con Conrad de Tyr.

La paz es imprescindible para poder reconstruir las ciudades y pueblos destruidos.

Philippe du Plaissis negocia una tregua con los musulmanes, en la cual rechaza asociar a los Caballeros Teutónicos.

Cuando los Hospitalarios negocian también una tregua, ésta es rechazada a su vez por los Templarios.  Estos conflictos internos provocan la intervención del Papa.

En efecto, la Orden del Temple ha contado siempre con el apoyo del papado (el 1 de febrero de 1205 Inocencio III confirma la bula de Anastasio IV Omne datum optimun) lo que provoca, sin embargo, constantes quejas de obispos y príncipes contra los templarios.

La relación entre los templarios y los hospitalarios era todavía menor que amistosa. Su relación era otra disputa en la que el Papa tuvo que intervenir constantemente a fin de resolver los problemas.

Estos conflictos interorden, el Papa dictó sentencia a favor de los Hospitalarios.

Esto llevó a los templarios a un aumento de la desconfianza con el Papado, los intereses de los templarios parecían despedidos con demasiada facilidad.

No obstante, en 1208, Inocencio III se dirige a Philippe du Plaissis para recordarle que la obediencia es uno de los tres votos que pronuncia el templario en su ingreso en la Orden y que su incumplimiento le hubiera convertido en apóstata.

No parece que esta amonestación sea realmente escuchada por una orden que recluta a numerosos caballeros y que se enriquece con cuantiosas donaciones.

Para el mejor crédito de du Plessis, durante su mandato como maestro, la Orden alcanzó el pináculo de su desarrollo en Europa.

El nombre de du Plessis apareció por última vez en un acto firmado en 1209.

El registro de Reims fija la muerte de Philippe du Plaissis en el 11 de los idus de noviembre, es decir, el 12 de noviembre de 1209.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *