El Tesoro Templario

El tesoro templario mas grande lo albergas en tu interior Caballero Templario. Razón, temporada o toda una vida. Hay que buscarlo ,mirar a tu alrededor y concientizar de todas las personas que entran en tu vida.

Cuando alguien llega a tu vida por una razón, es por satisfacer una necesidad que has expresado. Llega para asistirte, para sobrellevar la dificultad, para ser guía y apoyo, para ayudarte física, espiritual o emocionalmente. Está por la razón que tú necesitabas que esté a a tu lado.

Luego, sin que hagas nada mal, o a una hora inconveniente, esa persona dirá o hará algo que haga que la relación llegue a su fin. Algunas veces mueren, otras simplemente se alejan.


También pueden actuar de manera tal que te obligan a alejarte. Lo que debemos darnos cuenta es que esa necesidad se ha satisfecho, el deseo está completado. Su trabajo se ha completado, tus ruegos se respondieron y es el momento de seguir adelante.

Cuando una persona llega a tu vida por una temporada, es porque llegó tu momento de compartir, crecer o aprender. Te brinda la paz que necesitas o simplemente te hace reír. Puede enseñarte algo que nunca hiciste o hubieras hecho, te brinda alegría y gozo en cantidades increíbles.. Pero sólo por una temporada.

Cuando una persona llega a tu lado por toda una vida, te enseña lecciones que perduran a lo largo de esa existencia. Cosas que debes construir para lograr una sólida base emocional. Tu labor es aceptar la lección, querer a esa persona, usar y practicar lo que has aprendido en todas las demás relaciones y áreas de tu vida ,porque todo eso hace parte de tu tesoro templario.

¿Creer en lo desconocido, en el misterio, en lo arcano, en el más allá?.

Pienso que todos somos navegantes en la búsqueda de nuestro tesoro templario y cuando emprendemos un nuevo viaje, preparamos nuestra nave, el avituallamiento es esencial, también estudiamos la ruta, planeamos el itinerario y una vez que tenemos todo listo, zarpamos. A pesar de la incertidumbre y los obstáculos que se nos presenten, porque no podemos saber entre otras cosas las tormentas que nos azotarán, ni tan siquiera sabemos si regresaremos o alcanzaremos la meta del viaje, pero zarpamos.

Cada uno es libre de creer en la existencia del más allá, todo es respetable a mi juicio, no critico ni juzgo, pero por las experiencias que he tenido »creo en el más allá». Creo en ese viaje que quizás sea más real que la realidad que conocemos. ¿Por qué tiene que ser descabellado pensar y creer que la vida continúa, que solo es un paso más dónde cruzar el puente que limita una vida de otra?

Es algo que nos acompaña desde el origen de los tiempos. Somos seres inmortales que aprendemos en esta escuela llamada historia, nuestra evolución depende de nuestros actos y hechos. No tenemos que preguntarnos ¿por qué estoy aquí?… sino ¿para qué estoy aquí? Las respuestas están en nosotros ,porque nosotros mismos somos el grial y estamos en la búsqueda del tesoro templario ,este tesoro lleno de valores y virtudes que nos le han dejado nuestros antepasados.


Y como dice la rueda de la vida o »Samsara»… el infierno bien puede ser este mundo lleno de dolor y tristeza tal como lo conocemos. Todos los seres de este mundo están sujetos a la ley del karma, es decir, aquello que hacemos, decimos o pensamos y que de hecho está bajo su control.

Cierto es que la muerte acaba con esta vida física, en este plano, pero no acaba con nuestra existencia. Mi fe está en creer en algo »más allá de la razón».

Déjate llevar Caballero Templario ,Hermano, entra en la Sala de los tesoros. Camina sin mirar a tu derecha o a tu izquierda, olvida el oro, las reliquias, los sarcófagos…camina hasta el fondo de la sala del tesoro de los Templarios. Detente delante de él, …sí, es un simple espejo en el que te ves reflejado.

Ese es tu tesoro templario, tú mismo, lo que has hecho de ti lo que ves de repente entre tanta ilusión y riquezas, fantasías y cuentos de hadas. Eres tú mismo mirándote fijamente.

Y ahora no es un simple espejo, le puedes pedir tres deseos porque para eso es un tesoro de tesoros….

Pídele primero que la próxima vez que lo veas esté más pulido para ver mejor al Templario que eres.

Segundo, pídele que sea más grande para que quepan contigo tus Hermanos y podáis veros juntos.

Y por último…no lo digas, piénsalo en tus oraciones y cállate para los demás porque un deseo de un Templario es una súplica a Dios.

Limpia, cada día, Templario tu espejo y deja en su reflejo lo malo y lo bueno y espera siempre al día siguiente para verlo más transparente, más tesoro templario.

++nnDnn++

Continuando la Tradición Templaría

Un comentario

  1. El mayor tesoro es la vida desde que nacemos somos seres iluminados con principios y virtudes solo hay que aprender a vivir y seguir aprendiendo de nuestros guías

Deja un comentario

5 × cinco =

Translate »