Templario ,o víctima

¿Templario ,o víctima?

¿Templario ,o víctima?

Templario ,o víctima… Una elección propia o del destino ?Un caballero, un templario o un guerrero no pasa sus días intentando ser víctima, representando el papel que los otros escogieron para él. Por eso, cuando entiende que está en el límite de su resistencia, sale del combate, sin culparse por haber hecho alguna locura inesperada, pero con la conciencia tranquila y la cabeza bien alta.

Templarios, caballeros, guerreros, a veces hay que pasar por alto el comportamiento o actitudes de los demás, porque nadie puede aportarte paz, salvo tú mismo. La posibilidad de convertirte en victima radica en ti. Tú eres la persona que decide serlo o no.

Los templarios que se dejan manipular, ni se someten a alguien más, porque se figuran que no son lo suficientemente inteligentes, o lo bastante fuertes o porque no tienen confianza en sí mismos, y son víctimas cuando su vida casi nunca se dirige hacia sus deberes, como templario.


¿Templario ,o víctima? Siempre hay una razón para agarrarse a la vida.

Los procesos de cambios, son una evolución natural y necesaria de cada ser humano. La vida, afortunadamente no es un estanco, sino que se mueve constantemente. Y la clave radica, justamente, en cambiar para adaptarnos. Quedarnos mucho tiempo en la zona de confort no nos lleva a ningún lado. Lo mejor es que haya vaivenes en la vida.

Sé que dejar esa zona de confort no es para nada sencillo y llevará bastante tiempo lograrlo. Pero vale la pena hacer el esfuerzo. En realidad, no hay que cambiar, sino aprender cómo cambiar, que son dos cosas diferentes. Podemos seguir siendo la misma persona, pero adaptada a la situación, al paso de los años, al entorno, a los avances. Sólo hay que intentarlo.

Caballeros templarios, los agravios no proceden de lo que los demás te hagan, sino de lo que tú decidas hacer con tus sentimientos respecto a estos.

CONTINUANDO LA TRADICION TEMPLARIA Conocimiento y Tradición Templaria sobre la Orden de los Pobres Caballeros del Templo de Salomón.
Vivir la vida y aceptar el reto, recuperar la risa, ensayar el canto, bajar la guardia y extender las manos, desplegar las alas e intentar de nuevo, celebrar la vida y retomar los cielos. No te rindas, por favor, no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se ponga y se calle el viento, aun hay fuego en tu alma, aun hay vida en tus sueños, porque cada día es un comienzo, porque esta es la hora y el mejor momento. Benedetti

¿Templario ,o víctima? Se un templario ,cierra los ojos y visualízalo :en medio de los mares, besado por la espuma, las ruinas de un castillo del Temple yo admiré ,y vi a sus caballeros en mitad de las brumas, blandiendo sus espadas por la cristiana fe. En el grito de los enemigos, al galope, listos para la batalla se encuentra nuestro lugar, nosotros te alabamos. Por la Fe y el baussant, que se levanta en los corazones y en las torres, por la muerte salvífica que nos espera ,te lo agradecemos.


Y por la dulce esperanza de llegar a Tu presencia ,purificados y heridos en el pecho, nosotros Te alabamos. Por la Caridad de las armas, que inspiran dentro del corazón ,para mayor gloria Tuya, nosotros Señor ,Te lo agradecemos.

Dicen que en la vida quien pierde el techo, gana las estrellas, y es así. A veces pierdes lo que querías, pero conquistas lo que nunca imaginaste.

No todo depende del tiempo, sino de la actitud con que se mira la vida. El tiempo es como un río, nunca podrás tocar sus aguas dos veces, porque el agua que ya pasó nunca pasará de nuevo.

Aprovecha cada minuto, segundo y hora de tu vida y recuerda: nunca te fijes en la apariencia de las personas porque esta cambia con el tiempo. No busques a la persona perfecta, porque no existe. En cambio ama las imperfecciones de las personas, que es eso lo que las hace realmente únicas. Busca por encima de todo, a alguien que sepa tu verdadero valor, que te quiera y acepte con todo y tus días grises.

La vida no es color de rosa, hay muchas escalas de grises que pintan el paisaje de tus días. El sol besa el cuerpo la luna acaricia el alma.

Templario, caballero y guerrero tú eres el único que puede decidir cómo te vas a sentir: deprimido, culpable, herido, indiferente o furioso. No te castigues a ti mismo. Si cambias tu disposición de «sentirte ofendido», tu victimismo desaparecerá, ten fe, porque eres soldado de la Blanca Milicia de Cristo y confía en que ningún daño quedará sin saldar ,y todo por la gloria de Cristo nuestro Señor.

++nnDnn++

Continuando la Tradición Templaría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve + 5 =

Translate »