Maria Magdalena-Puente entre la Tierra y el Cielo

Maria Magdalena la autentica puente con el cielo
Spread the love

Maria Magdalena-Puente entre la Tierra y el Cielo

Casi dos mil años de historia de la Iglesia católica, de enseñanza férrea, de doctrina y adoctrinamiento, de mentiras y engaños, todo ello ha llevado a que casi ningún cristiano conoce a María Magdalena en realidad, y pocos hay quienes la toman como lo que realmente fue: Puente entre la Tierra y el Cielo. Esa responsabilidad se la han adjudicado a Simón, al que se le llama el primer Papa; cuando, en realidad, no lo fue; simplemente, porque en su momento, en su vida, no había papado, sino episcopados. Sigue el engaño.

Para poder ser puente de luz entre cielo y tierra, la persona adecuada debía ser nombrada por el propio Jesús, haberle formado e instruido, y dejado como paráclito y sucesor de Él mismo, y depositario del Secreto Mesiánico. Todo esto no se lo ofreció a Simón. Es cierto que un evangelio, sólo uno, dice la célebre frase de tu eres Pedro y sobre ti (piedra) edificaré mi iglesia.

Es absolutamente imposible de aceptar, aunque sea dogma de la Iglesia católica. De hecho, el dogma de obligado cumplimiento que dice que Simón Pedro fue instituido por Cristo príncipe de todos los apóstoles y primado de la Iglesia, es de 1869/70, Concilio Vaticano; es decir, que hasta el siglo XIX la Iglesia no instituyó esta norma.

Cristo escogió de entre todos sus apóstoles, 13 como mínimo, y entre sus cientos de discípulos a su esposa María Magdalena como depositaria de sus principales enseñanzas, del conocimiento del Secreto Mesiánico, del auténtico esoterismo de Cristo; y, por supuesto, como mujer, paráclito, la instituyó como puente de luz entre el cielo y la tierra, como la primera (no creo que única) persona capaz de abrir el canal entre nosotros y Él mismo. De hecho, Jesús enseñó con claridad que Él era el único a través de quien se podría llegar al Padre.

       ++nnDnn++

3 comentarios en «Maria Magdalena-Puente entre la Tierra y el Cielo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *