La Voluntad del Templario

la voluntad del Templario
Spread the love

La Voluntad del Templario

Templarios y Caballeros, la voluntad del Templario es la capacidad, la energía y el conocimiento que tenemos para controlar nuestros impulsos y nuestras conductas y nuestra Fe, para dirigir nuestros pasos hacia donde nosotros queremos, en ganar nuestras batallas día a día con la ayuda de Dios y la protección de Nuestra Señora.

Caballeros, templarios y guerreros solo hace falta buena voluntad, porque a estas alturas no existe ni derrota ni victoria, no debe existir perdedores ni ganadores, solo etapas.

Debemos de llevar a mano el dossier de la paciencia para esperar el momento adecuado para actuar, la carta de la sabiduría para no dejar escapar la próxima oportunidad y como monedero la sensibilidad para enorgullecernos de nuestras cicatrices, porque las cicatrices dicen mucho más que la lámina de la espada que las causó.

Caballeros templarios, guerreros procuremos que nuestras acciones generen pequeñas diferencias y con el tiempo serán grandes aportaciones, donde no haya ni vencedores ni vencidos.

Contra el bullicio de aquellos que promueven el conflicto está el silencio de aquellos que desean la unión, y es que en estos tiempos de crisis es más necesario que nunca que estemos unidos, todos, sin excepción, dejando atrás nuestras diferencias para caminar por un mismo objetivo.

Nadie está a salvo de las derrotas, pero es mejor perder algunos combates en la lucha por nuestros sueños que ser derrotado sin tan siquiera saber por qué se está luchando…

Templarios y caballeros, tener buena voluntad es lograr llevar a cabo acciones claras, definidas y concretas, basadas en nuestros deseos y nuestras decisiones. Aquellos guerreros de otros tiempos luchaban para conquistar y defender tierras, la Tierra Santa. Los guerreros de hoy son los que luchan para cambiar las circunstancias.

Tú, Caballero Templario, presta atención a la pausa: la pausa entre dos pensamientos, al breve y silencioso espacio entre las palabras de una conversación, entre las notas de un piano o de una flauta, o al breve descanso entre la inspiración y la espiración, y descubrirás la voluntad de cada uno en sus acciones.

Templarios y caballeros, nadie puede encauzar su vida en ningún aspecto sino es por la fuerza de voluntad, nadie carece de ella completamente, porque es la capacidad que todo ser humano lleva consigo y depende de ello su supervivencia, para la mayor Gloria de Cristo Nuestro Señor.

++nnDnn++

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *