TEMPLARIOS EN EL CAMINO DE SANTIAGO

TEMPLARIOS EN EL CAMINO DE SANTIAGO 1

Los Templarios, oficialmente la “Orden de los Pobres Caballeros de Cristo y del Templo de Salomón”, era una orden militar cristiana de la edad media que había sido fundada a principios del S.XII por nueve caballeros franceses, y cuya misión era la de patrullar el camino hacia Jerusalén y proteger la seguridad de los peregrinos que hacia allí se dirigían tras su conquista. El poder de esta orden creció rápidamente gracias a diversos factores, aunque el principal probablemente sea el hecho de que manejaban la numeración arábiga mientras en el resto de Europa todavía se utilizaba la numeración romana, lo que les permitió desarrollar conocimientos de aritmética, geometría y trigonometría que aplicaron para desarrollar un sistema que representa los orígenes del sistema bancario actual. Esto sería lo que finalmente les jugaría una mala pasada al convertirlos en enemigos de quienes terminaría por destruirlos, pero eso es otra historia, ya que aquí nos centraremos en los que los Caballeros Templarios dejaron en el Camino.

Cuando el Camino de Santiago comenzó a cobrar importancia y a atraer cada vez a más y más peregrinos, Los Templarios no solo se dieron cuenta que esa gente necesitaría protección, sino también que esa protección podría generarle claros beneficios a la organización, por lo que la presencia de esta orden comenzó a ser cada día más fuerte en el Camino, hasta el punto de que aún hoy existen lugares y construcciones que dan cuenta de eso. ¡

Ermita de Eutanate

Ermita de Eunate

Pese a no contar con ninguna documentación que acredite fehacientemente el origen templario de esta iglesia, sí existen ciertas características de su fisonomía que hacen creer que los Caballeros Templarios hayan podido tener algo que ver con su construcción: desde su planta octogonal (algo típico de las construcciones templarias) hasta una supuesta similitud en cuanto a su forma con la Cúpula de la Roca de Jerusalén situada en el antiguo templo de Salomón donde los templarios tuvieron su primera sede, son muchas las posibles conexiones de esta construcción con la orden templaria.

Iglesia del Santo Sepulcro

 

Iglesia del Santo Sepulcro

Ubicada en Torres del Río, y construida bajo una clara estética románica, esta iglesia sirvió en su día de faro para los peregrinos que se encontraban en el camino. Su origen templario está mucho más reconocido que el de la Ermita de Eunate, ya que son varios los documentos que vinculan a esta iglesia con la orden, sumados a otros descubrimientos como cuerpos enterrados en las cercanías de la iglesia que lucían la vestimenta típica templaria.

Iglesia de Santa Maria la Blanca

Iglesia Santa María de la Blanca

En Villalcázar de Sirga los Templarios fundaron una importante encomienda en el S.XII (una encomienda era un bien inmueble localizado en un determinado lugar que los templarios formaban a partir de donaciones y compras posteriores de otros inmuebles o terrenos cercanos), fruto de la cual hoy podemos encontrar el magnífico templo de Santa María la Blanca.

Iglesia del Crucifijo

Iglesia del Crucifijo

En Puente la Reina, al comienzo del Camino Francés, podemos encontrar esta iglesia que data de finales del S.XII y que fue fundada por la orden de los Caballeros Templarios bajo el nombre de Santa María de los Huertos. En su interior guarda un misterioso crucifijo de grandes dimensiones y con forma de Y que es considerado una de las mejores obras de la imaginería gótica que se conservan en España.

Iglesia de San Juan

Iglesia de San Juan

Con restos románicos en su base y ubicada en la calle-camino de Castrogeriz, este inmenso templo columnario de 3 naves pertenecía a los templarios antes de pasar a manos de los Hermanos Hospitalarios de San Antonio una vez que la Orden del Temple fue expulsada. En los capiteles de las columnas se pueden observar algunas crucetas pateadas de claro origen templario.

Iglesia Parroquial de Rabanal del Camino

Iglesia Parroquial de Rabanal del Camino

En este caso no solo hablamos de la iglesia, sino que todo el pueblo de Rabanal del Camino posee un origen puramente Templario, ya que fue fruto de una avanzada de la orden desde Ponferrada que buscaba proteger a los peregrinos que atravesaban los Montes de León hasta su llegada al Bierzo. En este escenario la Iglesia Parroquial sobresale no solo por su origen templario sino por ser también uno de los pocos ejemplos que aún existen del románico leonés.

El Castillo de Ponferrada

El Castillo de Ponferrada

En 1178 Ponferrada pasa a depender de la Orden del Temple gracias a una donación de los reyes leoneses, y al llegar allí los templarios se encuentran con una pequeña fortaleza que en su origen había servido como fortaleza romana. A partir de ahí comienzan una serie de ampliaciones que tendrían como finalidad convertir al complejo en una defensa del camino, que terminarían recién en 1282 (lo que vemos hoy en día posee muchas más reformas que se fueron haciendo a lo largo de los siglos.

Castillo de Sarracín

Castillo de Sarracín

Este castillo fue en su día un importante enclave Templario, ya que ocupaba una posición ideal para la defensa de los peregrinos que iban a Santiago. El lugar en que se encuentra, Vega de Valcárcel, era un punto de conflicto ya que allí se cobraba el portazgo (un pago por derecho de paso) del que si bien los peregrinos estaban exentos, muchos intentaban evitar utilizando caminos alternativos que se desviaban al llegar a esta zona. Así se creó un camino paralelo al original que pasaba precisamente por al lado del Castillo de Sarracín a fin de que los peregrinos pudieran ser defendidos por los templarios del intento de cobro de cualquier portazguero de la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *