Templario tus Batallas

Templario tus batallas

Templario tus batallas son día a día. Caballero Templario y guerrero, entre todas tus batallas hay una más dura y cruel que todas las que se producen en cualquier guerra sanguinaria que se libran en este mundo. Todo comienzo nace en la oscuridad, las sombras se adueñan de todo lo que hay a su alrededor y anulan la voluntad de todos los seres creados, sometiéndolos a su libre albedrío.

Nunca olvides que eres un Templario ,y el resto del mundo tampoco lo hará. El manto blanco llévalo como una armadura y nunca podrán herirte ,por que nos envejece mas la cobardía que el tiempo. Los años nos madura el espíritu ,nos arruga la tez pero el miedo arruga el alma.

Caballero Templario y guerrero, no fuiste elegido por la Gracia de Dios Nuestro Señor como soldado de la Blanca Milicia de Cristo para vivir en la oscuridad. Tu batalla no es luchar hermano contra hermano hasta que la sangre te ahogue, pues todos los seres creados somos hijos del mismo Padre Bendito .Busca tu lucha ,por que si aprendes a buscar , encontraras.


Caballero Templario y guerrero, no permitas que las sombras te alcancen y combate en el día a día contra ellas. No tengas miedo ni sientas temor alguno pues tu escudo revestido con las 7 virtudes Templarías te protegen. Allí donde veas injusticias imparte justicia, donde impere la apatía y la desilusión, cúbrete con tu Manto Blanco .

La vida es una sucesión  de batallas y cada batalla nos plantea un nuevo escenario ,un nuevo desafío y para estar en pie en estas batallas hay que adaptarse al nuevo escenario que te prepara la vida ,por que esto es lo que ocurre mientras nosotros a veces perdemos el tiempo haciendo planes.

Caballero Templario y guerrero, la batalla del amor contra el odio, la justicia contra la injusticia, la luz contra las sombras, todas estas batallas que libras en tu interior, esas son las batallas que tienes que ganar, para mayor Gloria de Dios.

++nnDnn++

Imagen por defecto
Lore Magda
Artículos: 216

Un comentario

  1. Caballero templario,no necesitas estar en una fortaleza,ni armado en el centro de una plaza para librar la batalla diaria,solamente el corazón y tú alma bañados de la luz de Cristo para alcanzar el triunfo de la vida cada día.

Deja un comentario