LA NAVIDAD

La Navidad somos nosotros mismos, lo que hacemos con nuestro prójimo, es la Fe en acción para ayudar al que lo necesite, la Navidad no representa los bienes que adquirimos o los regalos que compramos .
La Navidad es amor. Es esperanza. Es fe. Es alegría. Es principio de Redención. Es una etapa de nuestra historia de Salvación. Es encuentro con Cristo, Niño. Es conversión y renovación.

Es paz interior. Es vida nueva. Es camino que se abre para el tiempo y para la eternidad. Es verdad que se alimenta del Amor. Es vida que fructifica y madura, sin dejar de nacer siempre, siendo los hombres y mujeres de buena voluntad que nuestro Creador quiere que seamos .

Mire hacia adentro y mire al Creador.
Mire a los ojos de otro y mire al Creador.
Mire los árboles, el cielo, el agua, los vientos que soplan y mire al Creador.

Espiritualmente hablando, estamos experimentando en vuestra encarnación una serie de energía. Esta energía debe polarizarse para ganar poder Espiritualmente hablando.

Cada uno de aquellos con quienes intercambiamos Energías con la intención de ver al Creador; honrar, Amar, Respetar y ser uno con el Creador en aquellos a quienes conoces.


En la navidad ,la esencia de estar al servicio de los demás es la comprensión fundamental de que todos son uno. Al servir a otro, estás sirviendo al único Creador infinito. En consecuencia, el servicio a los demás, despojado de contenido en un sentido externo, es el encuentro de Creador con Creador, sin separación, sin evasión, sin miedo y sin distancia.

Cuando miras a los ojos de otra persona, sin importar lo que esa entidad te haya pedido, y no eres consciente de que no hay distancia entre ustedes, sino sólo el reflejo del Amor en el Amor, estás sirviendo a ese otro en toda su Extensión. su capacidad para hacerlo.

Puede que no tengas dinero. Puede que no tengas tiempo. Puede tener sólo este momento para intercambiar Energía al servicio de esa otra entidad. Sin embargo, cuando miras sin miedo a sus ojos y lo amas y permites que el amor del Creador Infinito se derrame a través de ti como si fueras un canal, se ilumine de tu energía, has comprendido el trabajo de la polaridad en ese sentido.

El hijo de un pobre tekton (carpintero) de Nazaret me dijo: – Dios te ama. Ámalo tú también. – Y yo le creí, y le hice caso. Así comenzó mi vida…

En esta Navidad vamos a regalar sonrisas , a dar más abrazos , a amar un poco más …, invitemos a nuestra mesa a un anciano en estado de abandono, hagamos objeto de nuestro amor a una familia que lo necesite, llevemos la alegría al rostro de un niño o una niña, seamos parte de la Navidad…..
¡ FELIZ NAVIDAD !

++nnDnn++

Continuando la Tradición Templaría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

12 + 12 =

Translate »