EL ASEDIO DE JERUSALÉN- 1099

el asedio de Jerusalen

El asedio a Jerusalén: En el año 1096 toda Europa se ha unido en contra del islam, el Papa de Roma ha llamado a una guerra santa y ejércitos cristianos se ponen en marcha con el objetivo de tomar Jerusalén.

En el año 1099, se llega a esta ciudad y se pone bajo asedio cruzado.  Los musulmanes son pocos, pero han introducido en la ciudad víveres y además han envenenado los pozos y cortado los árboles para evitar que el enemigo tenga sombra. Los cristianos cuentan con unos 15.000 hombres y los defensores son unos 1000, insuficientes para defender las murallas.  Aun así, opondrán una dura resistencia y aguantarán varios asaltos.

el asedio de Jerusalen

Después de haber descansado durante seis meses, los cruzados pusieron sitio a Jerusalén el día 7 de junio, este día también se comenzaron a bombardear las murallas con las catapultas y los fundíbulos. El día 17 llegó un barco con materiales para construir torres de asedio.

La construcción de éstas comenzó el día 21 de junio. El 6 de julio un sacerdote anunció que había tenido una visión y que la ciudad caería en nueve días si los cruzados hacían una procesión alrededor de la ciudad en la que deberían caminar descalzos, ésta se realizó y aumentó la moral de los cristianos. Mientras, el jefe de la guarnición de la ciudad Iftikhar se burlaba desde las murallas.

El 13 de julio se inició un asalto con las torres de y mientras las máquinas de asedio lanzaban grandes piedras. Este asalto fue repelido por las tropas de la ciudad que usaron flechas, fuego griego y heno en llamas, además sus propias catapultas acabaron con varias máquinas cruzadas. El día 15 de julio los cruzados lo volvieron a intentar consiguiendo entrar en la ciudad a mediodía, en donde comenzaron una brutal matanza contra los civiles. El último foco de resistencia era la Torre de David, donde se había refugiado Iftikhar.

el asedio de Jerusalén

Finalmente, las escoltas de éste y él fueron dejados en libertad a cambio de la entrega de los tesoros de la ciudad. Los demás civiles fueron esclavizados o liberados a cambio de un pago. El día 16 de julio por fin se tomó por completo el control de la ciudad y Godofredo de Bouillon fue declarado rey de Jerusalén y de las tierras conquistadas. Este reino cruzado aguantará dos siglos y será el foco para las próximas cruzadas.

Las pérdidas fueron: 10.000 muertos, heridos o enfermos para los cruzados; musulmanes, 950 muertos y 40.000 civiles.

Como consecuencia de esta victoria cristiana de la primera cruzada, se fundan las primeras Ordenes de Caballería Templaria, Hospitalaria y del Sepulcro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *