VIRTUDES TEMPLARIAS

virtudes templarias

VIRTUDES TEMPLARIAS

Templarios, caballeros y guerreros, hoy hablaremos de virtudes, de ser mejores en nuestra labor, porque quien trata de salirse de la obediencia, se priva de la gracia, y quien busca lo particular, pierde lo común. Quien no quiere sujetarse voluntariamente y con disciplina a su superior, a menudo murmura y se rebela. Si quieres, pues, aprende a obedecer prontamente a tu superior porque más fácilmente se triunfa del enemigo exterior cuando el hombre interior no está debilitado por guerra interna.

Templario y caballero, no tengas tu alma como peor enemigo ni seas molesto contigo mismo cuando no vives en buena armonía con tu espíritu. Como todavía te amas con amor desordenado y excesivo, temes abandonarte del todo a la voluntad de otros.

La obediencia es la más difícil de las virtudes, y para entenderlo acuérdate de las palabras de Cristo: pero “¿es mucho que tú, polvo y nada, te sometas por Dios a los hombres, cuando yo, altísimo y omnipotente, que lo hice todo de la nada, por ti me sometí humildemente a los hombres?”.

Templario y guerrero, te humillaras y asombraras más que ningún hombre, porque tú vencerás con humildad tu soberbia. Aprende a obedecer, aprende a humillarte y dejar que pasen todos sobre ti. Aprende a quebrantar tu voluntad y sujetarte en, todo, enójate contra ti, y no permitas que en ti viva la soberbia; antes muéstrate tan pequeño y sumiso que puedan todos pasar sobre ti.

¿Caballero Templario de qué podrás quejarte, ¿Qué puedes responder, inmundo pecador, a los que te reprochan tus faltas, tú que tantas veces defendiste a Dios, pero a veces llegaste a vivir en el infierno? Estas perdonado, Templario, porque tu alma dedicada siempre en defender la cristiandad, llena de caridad, orando siempre para mayor gloria de nuestro Señor, para que reconocieras el amor de Cristo y vivieras eternamente agradecido, para que continuamente practicaras la verdadera humildad y obediencia, y sufrieras los desprecios con paciencia.

Templario, siempre prefieras ser mejor, que estar mejor, aprendiste que es la humildad, ahora ya sabes que es la obediencia, aprenderás todas las virtudes como un digno Caballero de la Blanca Milicia, porque todo está a nuestra vista o dentro de nuestro corazón… lo único que necesitamos es aprender a observar. Al observar, surge la claridad porque te vuelves más concentrado, más enfocado. Sé sabio y observa, no hables, sólo observa y aprende para la mayor gloria de Cristo, Nuestro Señor.

++nnDnn++

1 thought on “VIRTUDES TEMPLARIAS”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *