SOBRE LA TRAICIÓN

sobre la traicion

SOBRE LA TRAICIÓN

Mira la fotografía, mírala despacio, mira lo que sucedió y lo que sucede día a día. Cada vez que traicionas, que engañas, que usas al bueno para tu maldad…das un martillazo a ese Clavo.

La Traición se penaba con la muerte, la traición se penaba con el desprecio, con el olvido, con el destierro. Nuestro Señor nos enseñó con Judas que hasta eso deberíamos aprender a perdonar. Pero somos carne y la carne tiene un resentimiento, quizás sí perdonemos, pero no debemos olvidar, es nuestra obligación rezar por los traidores, por los vendidos por quienes recibieron nuestro amor y simplemente lo estaban usando para su egocentrismo. No somos quienes para juzgar pues solamente Dios puede hacerlo, pero sí para aplicar la justicia que Él nos enseñó.

Un Caballero no abandona en mitad del Camino, ni varía ese camino por oro o por ser idolatrado…nunca ha sido Caballero si así lo hace y si no se arrepiente de corazón jamás lo será. Un Templario no engaña a sus Hermanos porque engaña a Dios, porque falta a su juramento y a la fidelidad y obediencia debida a Nuestro Señor. Jamás ha sido Templario y si no se arrepiente jamás se lo podrá llamar.

Un traidor es ¿despreciable? No, simplemente da pena, mucha pena, una lástima nada piadosa sino cruel porque así ha sido su comportamiento. Ha tenido la Luz en sus manos y ha preferido un candil, ha elegido ser traidor por unos aplausos y menos de treinta monedas, ha elegido dar un martillazo en ese clavo. Nada hay más deleznable que la traición a quien te ha defendido, enseñado, amado, protegido, guiado, tolerado, a quien ha entregado parte de su espiritualidad hacia ti, a quien sirve a Dios.

Que Dios les perdone a los traidores, que les otorgue muchos beneficios materiales, muchas palmadas (que jamás serán abrazos) y que Dios los tire del caballo para que vuelvan al camino.

Su soledad es su castigo, su error puede ser enmendado, pero jamás olvidado.

++nnDnn++

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *