SOBRE…BATALLAS

sobre las batallas

Dichoso aquel que se eleva por encima de las adversas circunstancias.

Dichoso aquel, que aun habiendo recibido heridas mira de frente en la batalla.

Dichoso aquel que por más obstáculos que encuentre en su camino, no se para, no se detiene y siempre avanza, luciendo con orgullo la cicatriz de la experiencia.

Dichoso el caballero y la dama que cumple su promesa, pues comprende el gran valor de la palabra dada.

Dichoso el caballero o dama que sabiendo que su armadura está destrozada sigue firme con su espada librando las más terribles batallas.

Y tu preguntarás… ¿Cuáles son esas temibles batallas?

Yo te contesto:

— Aquellas que se libran con el espíritu contra el mal que siempre acecha;

—   Contra el enemigo de dentro;

— Contra el enemigo de fuera;

…Pero atento:

Jamás saldrás victorioso sin antes derrotar a tus egos.

Afila la Espada y coloca tu casco, protégete con tu armadura porque para vencer a la pereza, los excesos desmedidos, las mentiras de la boca y las deshonras de las acciones, debes tener decisión y un fuerte espíritu dispuesto a la batalla que has escogido.

Una vez vencido tus egos, llevando las cicatrices como orgullosas medallas, jamás volverás a ser la misma persona.

.              Serás un muy digno guerrero.

Digna Dama o Caballero al cual se le permitirá beber de la Copa que ha sido sumergida previamente, en la Fuente de Sabiduría.

.               Es en este punto donde el mal exterior que acecha, dará un paso atrás antes que entablar una batalla que sabe perdida de antemano.

El mal es cobarde y no gusta de espíritus que han sabido conquistar y doblegar a la carne.

++nnDnn++

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *