DE RODILLAS ANTE DIOS, DE PIE ANTE LOS HOMBRES.

dios

DE RODILLAS ANTE DIOS, DE PIE ANTE LOS HOMBRES.

Caballero Templario entra en tu Templo, camina erguido, valiente, honesto, humilde, paciente, elegante, pero camina seguro de donde pisas porque vas a la Presencia de Nuestro Señor.

Tú, templario y caballero detente ante Él, dobla al suelo tu rodilla, tus manos en tu espada sujetando su cruz por el filo y la cabeza agachada porque a Dios hay que mirarlo de frente, pero rezarlo con humildad.

Templario, caballero, guerrero, agradece tu noche pasada, tu levantar, el día que te espera. Ora ante tu Señor, pídele por los principios templarios, pídele por los necesitados, por los que pecamos, por tus enemigos, por tus hermanos, pídele…pero cumple con tu compromiso de templario.

Y ahora levántate, da gracias bien recto de cuerpo y abierto de corazón, y camina sin dar la espalda a Nuestro señor hasta la salida que es la entrada de lo que acabas de orar. Empieza tu día Templario. Sal de tu templo, santiguate delante de las gentes, que vean que eres cristiano, que vean que Nuestro Señor tiene un soldado más en su Blanca Milicia y di tu lema para que este día sea un día, como todos, dedicado a Nuestro Señor….

“Non Nobis Domine Non Nobis Sed Tuo Da Gloriam.”

++nnDnn++

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *