LA FUERZA DE UN TEMPLARIO

La Fuerza de un Templario

” Enmudezcan los labios mentirosos, que arrogantes hablan contra el justo con soberbia y desprecio”. Salmos, 31 (18)

Templario, caballero y guerrero un símbolo de tu fuerza, son las propias cicatrices que la vida te ha dejado, pero no tienes que avergonzarte de ellas porque ese dolor ya sanó, lo conquistaste y aprendiste la lección que te hizo más fuerte. Siéntete orgulloso de ese tatuaje del triunfo, es tu victoria… cada pequeña lucha es un paso adelante y un escalón más que has logrado superar…

Templario y caballero, guerrero, no permitas que tu vida se ciña solo a un sentimiento efímero, tu que perteneces a la Blanca Milicia de nuestro Señor, tú debes luchar intensamente hasta el final, y hay que hacerlo cada día como si fuera el último de tus días, tu entorno, y tu fe dependerán solo de ti…

Templario, no puedes dejar que lleguen únicamente los aspectos positivos y pasar de largo, porque los negativos también cuentan, esto te ayudan a constituir tu fuerza interior….

¿Quién más que tu puede sentir esa fuerza de tu interior? Todo esto que te está pasando también son experiencia de vida, todo es una balanza y no necesitas estar ciego para ver lo que te hacen, pues son los ojos del alma los que te dan esa luz de razón que necesitas para ser feliz, no permitas que nadie hiera tu sentimiento más profundo…

Caballero y templario procura tomar lo bueno de cada experiencia porque lo malo… sin duda alguna, se guarda en el baúl de las necedades y vulgar vanidad…Sé tu mejor versión y no intentes ser copia de ningún otro. No compitas con nadie, porque la vida no es una competición y la persona que compite, divide y no une y tú no tienes que demostrarle nada a nadie, salvo a Dios, nuestro Señor.

+++nnDnn+++

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *