ALCANZAR UN SUEÑO

alcanzar un sueño

Templario, caballero y guerrero, sabemos que solo es posible alcanzar un sueño, cuando se tiene la voluntad necesaria para ello. No basta el entusiasmo, la pasión, el deseo, y la fe en nuestro Señor, también hacen falta poner ganas, fuerza y concentración.

Caballero, templario, solo uno mismo es conocedor de su propio cielo y de su propio infierno…así que ten fe y no insistas, ni continúes hablando mal o bien de aquello que no ves, ni condenes lo que no hayas vivido ni sentido, porque cada uno sabe el dolor que carga, el peso que lleva, la dificultad que pasa y las luchas que enfrenta y cuanto nos está costando a veces seguir adelante…orando, llorando y pidiendo ayuda a Jesús, nuestro Señor.

Templarios, caballeros, todos somos guerreros de la Blanca Milicia del Señor, todos tenemos nuestra propia historia de vida que no corresponde ser juzgada por quien no la vivió y que no conoce. Sin saberlo, todos somos nuestros propios jueces y verdugos a la vez…y todos luchamos para alcanzar un sueño…

Caballeros y templarios el encuentro con otras personas transforma nuestra vida, el encuentro con uno mismo transforma el alma y en oración el encuentro con nuestro Señor nos eleva al otro nivel, más cercano del alcance de nuestros sueños.

Templario, caballero, guerrero, ten fe , escucha tu corazón  y ¡déjate llevar y vive la vida, porque las mejores cosas suceden sin ser planeadas! , solo llegan, suceden y pasan…para la mayor Gloria de Dios, de nuestro Señor…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *