NUESTRA VIDA , EL DÍA A DÍA

nuestra vida,el dia a dia

Templarios, caballeros, todos tenemos mecanismos de defensa para defendernos de las emociones y sentimientos desagradables. El enfado es un mecanismo de defensa. Si estás a la defensiva es porque tienes miedo…
Templario ,caballero no te olvidas que todo el bien que haces te regresa multiplicado. Puedes ayudar con un poco de comida, un abrigo, un abrazo, o una sonrisa amable. La compasión tuya alegra el corazón de Dios. Porque a Dios le prestas cuando das al pobre, y todo el bien que haces Él te lo volverá a pagar. Y es ilógico e increíble: Cuanto más retienes, más te falta. Cuanto más das, más te sobra.
Templarios ,caballeros, tenemos la idea de que amarse a uno mismo es un sentimiento egocéntrico, infantil, destructivo, pero la lógica nos dice que sólo podemos ofrecer lo que poseemos y que lo máximo que poseemos es nuestra capacidad de dar. Cuando me refiero al amor, me refiero a ese amor que nada tiene que ver con lo carnal, me refiero a un amor espiritual, incondicional… sin esperar nada a cambio…
Caballero, templario, esto no significa tener que hacer balance de quién hizo qué y quién hizo más…Habrá ocasiones en que daremos más de lo que nos dan, pero habrá momentos en que necesitaremos y recibiremos más de lo que nosotros somos capaces de dar.
Caballero ,templario ,cuando sientas que las fuerzas te abandonan y la angustia llega como ladrón en la noche, cuando la depresión acose y pienses que no te queda nada por lo que luchar,…míralas, pero no las abraces … contémplalas pero no las invites… saca tu otro lado y desenvaina la espada….

++nnDnn++

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *